Surfea sobre tus estados de emoción y triunfa

Blog Surfea, Rommel Pabón
Rommel Pabón

Rommel Pabón Taco.

SURFEA SOBRE TUS ESTADOS DE EMOCIÓN Y TRIUNFA

Hay una estrategia para lograr una vida fantástica y exitosa, a pesar de tener días terribles dominados por la angustia. Quienes viven así son personas valerosas y admirables. Héroes que están entre nosotros y no lo sabemos. Puede ser un amigo, un cliente. El que te vende en la tienda, tú padre, tú hijo, tu hermana, etc.  Solo ellos lo saben.

A pesar de ello, muchos logran metas inimaginables, dan alegría e iluminan la vida de los demás. Trascienden en la vida de las personas que el destino les puso en su camino. Podemos lograrlo, no seamos víctimas de la autocompasión. En vez de tener pena de ti mismo, deja que el día malo simplemente pase.

Y cuando menos lo imaginas saldrá el sol. Ese momento es cuando puedes encontrar un crecimiento edificante y hallar tu misión en la vida. Hemos sido creados con un propósito, y es la adversidad la que nos acerca más a él. Hay una razón mágica en todo lo que nos acontece y todo sucede como tiene que suceder.

Aquí una pequeña metáfora de mi autoría que puede servir.

Blog Crecimiento Rommel Pabón

 

SURFEA EN TI MISMO

¿Has visto a los surfistas? ¿Cómo navegan por olas gigantes con esa habilidad tan espectacular? Tú puedes hacer lo mismo para lograr cualquier cosa que desees.

 

  1. MIRA A TUS ESTADOS DE ÁNIMO CAMBIANTES COMO UN MAR

Un mar nunca estará completamente calmo porque en un océano suceden muchas cosas todo el tiempo. Es imposible que las aguas estén quietas jamás. Hay un tiempo para mares apacibles y otro para tempestades escalofriantes. En la orilla o en alta mar.

 

  1. TU DIGNIDAD ES UN BARCO DONDE TE PUEDES PROTEGER

Nuestro yo vive sobre el mar, pero no estás solo. Siempre tienes un barco a tu alcance para socorrerte. Y esa nave es tu propia dignidad. La DIGNIDAD es ese sentimiento secreto de saber que hemos sido creados por alguien, para algo. Que valemos mucho a pesar de nuestras incongruencias y contradicciones.

 

  1. SI VIENE UNA TORMENTA, REFÚGIATE EN TU BARCO

Protégete ahí. He vivido eso y te comprendo, porque hay momentos que no nos interesa nada y no tenemos fuerzas para hacer las tareas más insignificantes. Ni para ir a la tienda. Simplemente es imposible. No quieres y no puedes arreglarte, ni cuidar tu cuarto ni tu apariencia física porque la desidia te domina y tu mente se bloquea. Y nadie nos entiende.

Cuando sientas que no vales y eres un desastre, solo piensa que no pasa nada. Así vivimos. Así es nuestra mente y nuestro cuerpo, y eso es lo que nos hace especiales y luminosos. Eso sí, no afectes con tu comportamiento a los demás. Nosotros no tenemos la culpa de ser así, pero ellos tampoco. El creer que somos los únicos que sufrimos en una familia es un acto de egoísmo. Los demás también tienen sus problemas y tú no les estás ayudando, pero les pides compasión.

Blog Rommel Pabón Surfea

    4. PREPÁRATE AL SENTIR QUE DEJA DE LLOVER.

La tormenta pasará. Siempre pasa. Cuando sientas que esto sucede, sécate las lágrimas, lávate la cara, toma tu tabla de surf y sal al mar. Tu barco sigue ahí, pero puedes lanzarte a descubrir nuevas aventuras. ¡Hazlo!

     5. SURFEA, DIVIÉRTETE, AVANZA EN TU VIDA

Esa persona que está de pie en la tabla es tu verdadero yo. Es aquel estado emocional el que te llevará a donde desees. El universo te trajo para que vivas así. La vida desea que seamos felices. Navega, siente el viento en tu cara, el agua en tus pies, escucha el océano. Navega sobre tus olas de emoción. En éste momento estás arriba y debes aprovechar cada segundo.

¡Lucha por tus deseos más profundos!, ¡trabaja!, ¡da todo!, ¡acábate el día!. ¡Esfuérzate! Que no te quede nada, que no te queden fuerzas. Este es el momento de llamar, pedir audiencia, salir, expresar lo que sientas, buscar. Haz las cosas. Si tu cambias todo cambia.

Hay una línea muy delgada entre la autocompasión y la mediocridad. Puedes estar sufriendo, pero también puedes ser un vago, un mediocre que no está dispuesto a pagar el precio de mejorar. Alguien que vive de los esfuerzos de su familia y no aporta nada solo porque “sufre”. Deja la ridiculez y la miseria guardadas en algún lugar. Deja de pensar que eres víctima de las circunstancias. El tenerte pena a ti mismo es lo que te ha llevado a vivir así durante tanto tiempo.

Delfines

     6. LA TORMENTA VOLVERÁ

Aunque no quieras, aunque quienes nos quieren digan lo contrario. Siempre vuelve. Con ésta forma de pensar que ofrezco y ésta pequeña metáfora, tal vez puedas soportar esos momentos con un poquito más de tranquilidad y fe. Solo refúgiate en el barco y espera a que deje de llover.

 

     7. SECATE LAS LÁGRIMAS Y VUELVE A SURFEAR.

No importa que haya días tormentosos y que nadie nos entienda. Que la vida es corta y ya bastante se ha vivido así. Aprovecha las olas. Las metas brillantes, un trabajo deseado, una familia amada, los grandes inventos solo se pueden lograr cuando navegas de pie. Porque somos diferentes y ésta es nuestra forma de hacerlo. De existir.

Tú eres el que está encima de la ola y quien la domina. Tú mandas sobre tu vida. No pongas pretextos y cumple tus sueños.

Este es el momento…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *