La Agroindustria y el mundo Online

Hombre en campo con laptop
Señora en Internet
Rommel Pabón

Rommel Pabón Taco

Las agroindustrias al igual que el resto de actores productivos, se han visto abocadas cada vez más a desarrollar su aparato comercial “en línea”. Para un segmento de producción que, en países en desarrollo tiene que afrontar sus actividades diarias con un escenario poco favorable, el tema es complicado.

Si consideramos que en Ecuador el 99% de negocios son Mipymes, la gran mayoría de agroindustrias son organizaciones familiares. Negocios de éste tipo que han logrado permanecer en el tiempo, han tenido que sortear de forma empírica muchos retos financieros, productivos y comerciales. Lastimosamente rara vez pueden costear la inversión de un desarrollo y manejo profesional de Ventas Online y Marketing Digital.

Entonces se hace igualmente un trabajo empírico de promoción de productos en una que otra red social y nada más. No existe una determinación de Objetivos, Medios y Estrategias que lleven a medir resultados cuantificables.

PROVEEDORAS DE COMMODITIES Y NADA MÁS

Otro aspecto que contribuye a una paralización de cara a las nuevas tecnologías, es que en Ecuador muchas agroindustrias crecieron siendo proveedoras de materias primas de alguna empresa grande. Esta situación las ha obligado a desarrollar productos a medida de su cliente y por lo tanto no han visto la necesidad de crear sus propias marcas. Y se han estancado.

Y en el caso que sí lograron lanzar al mercado marcas propias, existe un trabajo poco profesional del tema online, pues la prioridad es la producción y la búsqueda de canales de comercialización offline del nuevo producto.

PRIMERO EL CANAL, LUEGO LA PROMOCIÓN EN LA RED

Cuando una agroindustria se encuentra en el proceso de comercializar su propia marca, se choca de frente con el problema de hallar un lugar dónde vender sus productos. Este es otro tema amplio que no lo vamos a analizar aquí, solo decir que los monopolios u oligopolios de supermercados no facilitan las cosas al inicio.

Dejemos el pesimismo y pensemos que los productos agroindustriales ya están en percha. Este es el momento en que el empresario debe hacer un último esfuerzo para promocionar sus productos al compás de las nuevas tecnologías. Sin descuidar tampoco los necesarios esfuerzos del Marketing tradicional.

Y en el caso que sí lograron lanzar al mercado marcas propias, existe un trabajo poco profesional del tema online, pues la prioridad es la producción y la búsqueda de canales de comercialización offline del nuevo producto.

UN ÚLTIMO ESFUERZO

Y si bien es cierto que los profesionales en éste campo cobran tarifas altas, es verdad también que hay mucha información en internet. No toda buena, no toda mala. Por lo tanto, existe una real oportunidad de aprender y aplicar.

El pequeño empresario ha trabajado mucho a lo largo de su vida, por ello no es descabellado pensar en que puede aprender progresivamente el uso de herramientas tecnológicas. Al menos hasta que tenga la capacidad de contratar a quien lo haga de manera profesional. Por último, hay que tener algo muy claro: si un empresario agroindustrial no lo hace, otro si lo hará.

2 comentarios en «La Agroindustria y el mundo Online»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *